Día de la Cerveza Alemana

Historia de las Lagers y Ales

Cualquiera que se haya acercado un poco al mundo de la cerveza ha escuchado la misma definición de las dos grandes familias de estilos de cerveza, LAGERS Y ALES.



“Las diferencia entre Lagers y Ales está en el tipo de levadura utilizada para la fermentación. Generalmente, las cervezas tipo Lager fermentan a temperaturas bajas (5-13C) y las Ales a temperaturas altas (18-24C) . Existen muchas cepas de levadura utilizadas tanto en Lagers como en Ales, cada una con características diferentes y aportes a la fermentación y cerveza final. Todas contribuyen cientos de compuestos químicos que influyen en el sabor y aroma de la cerveza”.


¿Qué quiere decir esto?

Tomando en cuenta que la cerveza o bebidas fermentadas a base de cereales existen desde el principio de la civilización, podemos decir que las LAGERS son relativamente nuevas. Surgen en Bavaria a finales del siglo XV e inicios del XIV y en pocos siglos se convierten en los estilos de mayor consumo. Las cervezas de tipo LAGER se extienden por toda Europa desplazando a las más antiguas ALES. Esta tendencia culmina en 1842 en Pilsen, (hoy en día República Checa) donde se elabora por primera vez una Pilsner Lager. Esta cerveza clara revoluciona el mundo cervecero pues anteriormente la mayoría de cervezas, tanto Lagers como Ales eran de tonalidades más oscuras.


Pero, ¿por qué tardo milenios en desarrollarse este tipo de cerveza? La clave está en la levadura.

Un estudio reciente (2012) logró separar las diferentes cepas de levadura provenientes de los bosques de todo el mundo. Los científicos lograron identificar dos cepas que permiten la fermentación de una Lager.

La primera es la más conocida Saccharomyces Cerevisae. Esta levadura se ha utilizado alrededor del mundo desde la antigüedad para la elaboración de pan, vino y cervezas tipo Ale. La segunda, Sacchromyces Eubaynus la encontraron en los bosques de la Patagonia, en Argentina y Chile. Esta levadura tiene la particular habilidad de fermentar a bajas temperaturas.



Pero, ¿cómo llego una levadura de sur América a Europa?

Coincide con el descubrimiento de América, las rutas del comercio y los viajes al nuevo mundo. Este microorganismo pudo viajar en una fruta o en un trozo de madera. No se sabe con exactitud, pero de alguna manera encontró su camino hacia las cervecerías europeas donde se reprodujo para formar la nueva y característica cepa híbrida conocida como Saccharomyces Pastorianus o levadura de cerveza LAGER.

Estas cervezas fermentan y maduran de una manera lenta a baja temperatura. Esto permite que se aprecien sabores más limpios y refinados que carecen de los sabores y aromas afrutados de las Ales.


En esos años los cerveceros almacenaban la cerveza en cuevas profundas donde las temperaturas son más bajas y estables. A la vez, durante los meses de invierno, se extraían gigantes bloques de hielo de ríos y lagos utilizando sierras, caballos y cadenas para llenar las cuevas y mantener las temperaturas bajas.

A este proceso se le llama LAGERN, que significa almacenar, depositar o reposar en alemán. De ahí nace el nombre de las cervezas tipo LAGER.


Cabe mencionar también, que las Lagers tradicionales se basan en la Ley de Pureza Alemana, 1516 que indica que la cerveza puede ser elaborada únicamente con cuatro ingredientes: agua, malta, lúpulo y levadura.

Respetando esta historia, ley y tradición, El Príncipe Gris elabora todas sus cervezas Lager con insumos naturales, métodos tradicionales, de la forma que ha sido elaborada en Europa por siglos.


Y así, honramos la tradición con nuestro LAGER STATION

Celebrando la tradición alemana de hacer cerveza.

4 views0 comments

Recent Posts

See All